Bandujo, un pueblo en el que el tiempo parece que se haya detenido. Con su torreón medieval, colgado entre las montañas.