Faro de San Juan de Nieva a la hora azul. Confieso que la tentación de hacer las flores del tamaño de un balón de playa fue grande 🙂