Islote el Sabín en el cabo de Peñas. Una foto que no esperaba hacer. Por la tarde la niebla de la marina no dejaba ver nada en Luanco, aun así me acerque hasta el cabo de Peñas, sin mucha esperanza de hacer fotos y en los últimos cuarenta minutos, se puso de foto. Está claro que si no sales de casa, es cuando no haces fotos.