Volviendo de Collado Jermoso, la niebla te regala escenas como esta.