Un atardecer de verano, en el mirador de Orellán, con vistas a las explotaciones mineras romanas de las Médulas, en el Bierzo.