Riaño nunca defrauda. Un encuadre típico pero que tenía muchas ganas de hacer.