Y al final atardeció en Sotres. No había toda la nieve que me hubiera gustado, ni la luz que yo quería en el pueblo, pero es lo habitual, que no todo esté en su sitio. Cuando todo está cargado de nieve o no es fácil llegar a Sotres, o no es recomendable hacerlo por el peligro de aludes. Si a eso le añades dos horas de coche para llegar, pues limitas más los intentos de ir.  Pero seguiré insistiendo, al final la foto de paisaje es un 90% de paciencia.