El viajero de las maletas, observa la catedral desde la plaza Porlier.